lunes, 17 de julio de 2017

NUEVO NÚMERO DEL FANZINE "EL KRONOMONSTRUO"


Kronomonstruo nº9 : 7€
Kronomonstruo nº9 + Cromo Monstruo nº5: 9,50€
NºPág: 64 (bn) + portadas color
Fecha edición: Julio 2017
Editor: José Manuel Villena Pastor
Portada: Dedicada a Francis Tsai
Colaboradores: Txema Gil Gil
Contenido: Primera entrega al repaso de publicaciones editadas en 1973 en las que aparecen monstruos del terror, la ciencia ficción y la fantasía. / Repaso a 8 películas españolas en "Filmoteca Terror/Fantástico Español 1973" / "Kronomonstruo recordando a..." Ases del Humor de Fco Ibáñez; Shock! de Alfonso Figueras; El Papus; Hojas del Álbum Necrófago del Marqués de Serafin (de Serafin); y Doctor Mortis de Alfonso Figueras / El Fantástico Monstruario de Antonio Bernal.
Suplemento opcional: Cromo Monstruo nº5 , con la colección completa "Monstruos Diabólicos" , con textos de apoyo divertidos y educativos a partes iguales.
cinemacomicsmp@gmail.com


domingo, 16 de julio de 2017

ADIÓS A GEORGE A. ROMERO


George A. Romero, maestro del terror de serie B y del género zombie gracias a la mítica película La noche de los muertos vivientes (Night of the Living Dead, 1968), falleció a los 77 años a causa de un cáncer de pulmón.


Romero falleció mientras escuchaba la música de una de sus películas favoritas, The Quiet Man (1952), con su esposa, Suzanne, y su hija, Tina, a su lado.

Con aspecto de hippie con sus gruesas gafas negras y su larga coleta blanca, George Andrew Romero nació en el Bronx, en Nueva York, el 4 de febrero de 1940 y asistió a la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh (Pensilvania), donde se graduó en Bellas Artes.

Tras graduarse en 1960 se dedicó a filmar cortometrajes y programas de televisión.

Junto a sus amigos John Russo y Russell Streiner montó una productora para rodar anuncios, hasta que harto, el trío decide dar un salto a lo grande y producir en Pittsburgh una película de terror, inspirada en una de las mejores novelas del siglo XX, Soy Leyenda, de Richard ?Matheson.

No se complicaron la vida gracias a una historia muy sencilla, en blanco y negro, desarrollada en un pueblo invadido por zombis caníbales. Se trataba de La Noche de los Muertos Vivientes, donde hay sangre, como imponía el creador del cine gore Herschel Gordon Lewis, pero también acción y un claro mensaje político a través de un héroe afroamericano que morirá asesinado por error por un policía. La película se estrenó en unos pocos autocines y pronto prendió la mecha en sus seguidores: Craven la vio en una sala de Times Square; Carpenter en Los Ángeles; y Dario Argento, que entonces trabajaba como crítico de cine, en Roma. Los tres se dieron cuenta de todo el trasfondo que escondía aquel filme, en el que por cierto nunca se mencionaba la palabra zombi.

Durante los años 70, Romero y sus amigos siguieron estrenando películas de parecido contenido (también rodaron un filme de vampiros), aunque no repitieron su éxito hasta Zombi: El Regreso de los Muertos Vivientes (1978), que tras haber costado poco más de un millón de euros, recaudó más de 40 millones por todo el mundo.




George nunca dejó de trabajar, aunque a veces solo pudiera escribir guiones de películas (no dirigirlas) o de cómics.

En 2005 dirigió la cuarta película de la saga, La Tierra de los Muertos Vivientes, y como acabó insatisfecho con el resultado dirigió la quinta parte dos años después, El Diario de los Muertos, saltándose la cronología de la saga.

En 2007, en su visita al festival de Sitges, confesó en una entrevista su extrañeza ante la consideración de padre fundador del moderno cine de terror estadounidense: “Cuando me lo dicen, no me lo creo. Siempre he sido un director modesto, que ha desarrollado su trabajo fuera de Hollywood y por debajo de los radares de la industria y, de repente, me quieren convertir en el Padrino. Sólo en mis últimas dos o tres películas he notado cierto dominio del arte de dirigir”.



ADIÓS A MARTIN LANDAU




Martin Landau falleció el pasado sábado en Los ángeles a los 89 años. El actor sigue siendo el agente Rollin Hand de 'Misión imposible', la serie de finales de los 60, y el comandante John Koenig de 'Espacio 1999', otro clásico de la pequeña pantalla en los 70. No obstante, Landau trabajó en la televisión desde 1953. Aunque también en el cine. Ganó su único Oscar como actor de reparto en 1995 por 'Ed Wood'. Tim Burton aprovechó su inquietante carisma para que se metiera en la piel de Bela Lugosi, una vieja gloria del cine de terror que hablaba enfáticamente y con acento europeo.

Su primer papel de fuste en cine fue nada menos que a las órdenes de Alfred Hitchcock, como esbirro de James Mason en 'Con la muerte en los talones' (allí estaba George A. Romero, por cierto). La lista de series en las que intervino es interminable: 'Maverick', 'Bonanza', 'Los intocables', 'El agente de CIPOL', 'Colombo'...

También fue el protagonista de otra emblemática serie de ciencia-ficción, 'Dimensión desconocida'. Menos mal que rechazó el papel del doctor Spock en 'Star Trek', que acabó recayendo en un amigo suyo, Leonard Nimoy. Divorciado en 1993 de la actriz Barbara Bain tras 36 años de matrimonio, el actor era padre de dos hijas, una de las cuales, Juliet, sigue sus pasos.