miércoles, 13 de abril de 2011

EVENTO DE LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO "JUAN PIQUER, MAGO DE LA SERIE B" EN LA MOSTRA DE VALENCIA


La Casa Blanca de Valencia acogió ayer un homenaje al que fuera director del Festival, Juan Piquer. Al acto moderado por el periodista Ramón Palomar, asistieron el realizador Llorenç Soler, el coordinador del libro Juan Piquer Simón, El mago de la serie B, Jorge Juan Adsuara, el director Sergio Blasco y el crítico Rubén Higueras. También colaboradores del libro que se presentará definitivamente durante la próxima Muestra del FANTCAST.

Llorenç Soler, amigo desde la infancia de Juan Piquer, comenzó su intervención hablando de los primeros años de su relación: “Juan tenía un origen social humilde. Desde el colegio nos gustaban los cómics, especialmente, El Capitán Marvel. Era un mal estudiante pero tenía mucha afición por el dibujo”.

Por otra parte comentó que gracias a la venta de una casa de su propiedad, realizó junto a Piquer, el documental "España violenta" en el año 1964.


Seguidamente, el crítico cinematográfico Rubén Higueras, alabó la filmografía de Piquer. "Para muchos aficionados al cine de género, Juan Piquer es un referente dentro y fuera de nuestro país e incluso realizadores como Eli Roth ha manifestado que Mil gritos tiene la noche es su película slasher favorita".

Todos los asistentes han remarcado la visión comercial de Juan Piquer, en este sentido, Ruben Higueras señaló que Piquer "se servía de esquemas, argumentos y subgéneros marcados a fuego en el imaginario cinematográfico popular por el cine norteamericano, haciéndose pasar sus filmes por producciones de serie B, para lo que contaba con actores anglófonos y se servía de una realización y modo de narrar propia del cine norteamericano".

También se destacó la extraordinaria capacidad de Piquer para la creación de efectos especiales y todos los recursos técnicos imaginativos que utilizaba.


Según el coordinador Jorge Juan Adsuara, "El libro es fruto de entrevistas a realizadores, productores, guionistas, actores y técnicos que trabajaron con el valenciano. No es para menos, Piquer fue único en su tiempo y es considerado actualmente un director de culto, el libro será un merecido tributo". También dió a conocer nuevos detalles de la edición, que contará con la reproducción de los carteles de todas sus películas, lobbys, sinopsis de proyectos no realizados, cientos de fotografías (algunas inéditas de los rodajes), storyboards etc.


Sergio Blasco quiso reivindicar la figura de Juan Piquer en Estados Unidos, “lo que no puede ser es que en los medios de comunicación hablen de que Banderas ha sido el pionero español en EEUU, también se habla de Bardem, Almodóvar y de Penélope Cruz pero, bastantes años antes, Juan Piquer ya era un referente en la industria americana, él fue el verdadero pionero”. Blasco, apoyó su teoría con datos “, Mil gritos tiene la noche (Pieces), quedó la tercera entre las 50 películas más vistas de EEUU en el año 1983”.

El realizador Rafa Gassent añadió que "hubo mucho feeling entre nosotros, yo le hablaba con ilusión de mis proyectos y él de los suyos. Por su situación geográfica y profesional, él estaba más conectado con el mercado internacional, lo que le permitía "colocar" sus películas en ese difícil, pero casualmente fácil, mercado anglosajón. Una especie De Jess Frank, que abordaba todos los géneros, con seudónimo, (J.P.Simon,exigencia de las distribuidoras, como Jesús Franco o Paul Naschy). Era su cine, ya digo, de fácil producción, en el mismo estudio creaba las maquetas, los efectos especiales, que ganaron algún Goya que otro".

"Cuando entrabas en aquel estudio veías de repente volar ante tus ojos una nave espacial o un "supermán" sujetos por hilos de nylon que volaban literalmente, un cine casi naïf, como el de aquel americano, que era considerado el peor director de cine del mundo. Juan Piquer, no lo era. Conocía muy bien su oficio y hasta dónde podía llegar".

"Se le ha acusado en alguna ocasión, de piratear con los presupuestos, pero esto no era más que una operación, "una pillería" para sacarle más partido al mercado. Yo fuí un poco "cómplice" (sin saberlo) en su última etapa aquí en Valencia cuando rodó "La isla del Diablo", con un guión y diseño de producción mias, (que luego no se acreditó en los títulos). Pero ahí queda su obra, la de un niño grande, inquieto que quería hacer realidad sus fantasías infantiles, que hacía un cine como a él le gustaría ver con ojos de niño, para volver al recóndito lugar de la inocencia, de la fantasía. En fín, a un universo en el que quizá esté ahora disfrutando de todas aquellas fantasias de la sala oscura de un cine de los años cincuenta".

Jorge Juan Adsuara, Miguel Ángel Plana, Sergio Blasco y Rafa Gassent en el Photo-Calling.

Por último, Jorge Juan Adsuara comentó que " hay que valorar positivamente que este hombre fue un luchador en la sombra. Trabajó siempre en la cuerda floja. En los años de la transición, donde no había sitio para el género fantástico en el cine español, lo tuvo que crear él".

Llorenç Soler, el primero que trabajó con Piquer, con Sergio Blasco, el último realizador que tuvo esa oportunidad.


Sergio Blasco, Antonio Busquets, Jorge Juan Adsuara y Miguel Ángel Plana.

Alberto, Sergio Blasco, Jorge Juan Adsuara, Miguel Ángel Plana, Rafa Gassent y Santi Estruch.



www.mostravalencia.com

2 comentarios:

Salvador Sáinz dijo...

Me gustaría ver "España violenta". ¿Alguien sabe algo?

FANTCAST. dijo...

El señor Soler nos comentó que hay una copia en la filmoteca de Madrid.